¿Cuáles son las diferencias entre la cuenta corriente mercantil y la cuenta corriente bancaria?

Por Carlos E. López Rodríguez
 
I. Quién lleva la cuenta

Cuando se abre una cuenta corriente bancaria, quien ha de llevar la cuenta es el banco, que se obliga a registrar, en ella, las operaciones que el cliente podrá o no, celebrar en el futuro. En la cuenta corriente mercantil, cada comerciante llevará una cuenta.

II. Diferencia en cuanto a la reciprocidad en los créditos

Es de la esencia de la cuenta corriente mercantil la reciprocidad en los créditos. De hecho la cuenta sirve, justamente, para no realizar liquidaciones constantes y permitir que en el momento elegido por los comerciantes se produzca la liquidación de los créditos.

La cuenta corriente bancaria funciona ya sea mediante depósito previo de dinero por el cliente o por concesión de crédito por el banco. En el primer caso, sólo el cliente es acreedor del banco, por lo tanto, falta la reciprocidad.

III. Diferencia en cuanto a la compensación de partidas y exigibilidad de los créditos

En la cuenta corriente mercantil los créditos que se asientan en la cuenta no se pueden exigir hasta que llegue el momento elegido para la liquidación

En la cuenta corriente mercantil hay inexigibilidad de los créditos que se asienta en cuenta. Se dilata su exigibilidad a un momento posterior en que se cerrará la cuenta y se compensarán los importes del debe y del haber y se determinará quién es deudor y quién es acreedor y el importe debido.  

En la cuenta corriente bancaria, las partidas se compensan una por una y el resultado de cada compensación, si arroja saldo a favor del cliente, constituye una disponibilidad que éste puede utilizar en todo momento. Esto está consagrado en el art. 38 de Ley 6895 de 1919.

De manera que en la cuenta corriente bancaria no hay créditos inexigibles e indisponibles. La compensación se opera con cada remesa.

IV. Diferencia en cuanto al libramiento de cheques

La disposición de fondos en la cuenta corriente bancaria se practica librando cheques. El banco puede, también, hacer débitos ordenados por el cliente o autorizados por éste.

La cuenta corriente mercantil no se gestiona mediante cheques.

 

Volver a Derecho

Pruebas

 Leyes y decretos