Obligaciones del transportador terrestre de cosas

Por Nuri E. Rodríguez Olivera y Carlos E.López Rodríguez

A los efectos de esta exposición, distinguiremos entre obligaciones principales, accesorias y aquellas que son inherentes al estatuto del transportista.

I. Obligaciones emergentes o relacionadas con el contrato de transporte

El contrato de transporte supone el cumplimiento de tres obligaciones principales: 

A. la obligación de otorgar la carta de porte;

B. la de trasladar la mercadería hasta el punto de destino, para allí entregarla al destinatario;

C. la obligación de custodiarlas hasta el momento de la entrega.

A. Extender la carta de porte (art. 165)  

Tanto el cargador como el acarreador pueden exigirse mutuamente una carta de porte (art. 165).

B. Trasladar la mercadería

La obligación principal del transportador es una obligación de resultado.

No basta con meramente trasladar la mercadería. Esta obligación supone el cumpliento de otras, de caracter accesorio.

1. Acondicionar las mercaderías en el vehículo de transporte

El acondicionamiento se hace de acuerdo a procedimientos técnicos. En forma genérica se le impone emplear la diligencia y medios practicados por las personas exactas para que los efectos no se deterioren (art. 163).

2. Ejecutar el transporte en el plazo y por el recorrido convenidos

El art. 181 prevé el caso del transporte impedido por fuerza mayor. En tal caso la convención será nula. Si sólo se produce un retardo, no hay nulidad.  

3. Entregar los efectos al destinatario, en el lugar de destino

 La entrega de los efectos al destinatario se dispone en el art. 183 y en el art. 184, inc. 2. El art. 183 dispone:

“No hallándose el consignatario en el domicilio indicado en la carta de porte, o rehusando recibir los efectos, el conductor reclamará el depósito judicial, a disposición del cargador o  remitente, sin perjuicio del derecho de tercero.”

C. Custodiar las mercaderías

El transportador debe emplear toda la diligencia y medios practicados por las personas exactas en el cumplimiento de sus deberes en casos semejantes, para que los efectos o artículos no se deterioren, haciendo a tal fin, por cuenta de quien perteneciere, los gastos necesarios. El transportador es responsable por las pérdidas o daños a las mercaderías que fuesen resultado de malversación u omisión del transportador o de sus factores, dependientes u otros agentes cualesquier (art. 163).

Durante el transporte corren de cuenta del transportador todos los daños que sufrieren las mercaderías, salvo vicio propio, fuerza mayor o caso fortuito. La prueba de estos hechos le incumbe al transportador (art. 167). Todavía, aunque las averías o pérdidas provengan de caso fortuito o vicio propio de la cosa cargada, el transportador está obligado a indemnizar, se se prueba que la avería o pérdida provino de su negligencia o culpa, por haber dejado de emplear los medios y precauciones practicadas en circunstancias idénticas por personas diligentes (art. 170).

Fuera de los casos referidos en el párrafo anterior, el transportador está obligado a entregar los efectos cargados en el mismo estado en que los recibió, según resulte de la carta de porte. El desfalco, detrimento o menoscabo que sufran serán de su cuenta (art. 169).

La responsabilidad del transportador empieza a correr desde el momento en que recibe las mercaderías y no acaba hasta después de verificada la entrega (art. 167).

II. Obligaciones inherentes al estatuto del transportista

A. Rendición de cuentas

El art. 164 dispone que los transportadores tendrán las mismas obligaciones que los mandatarios. Respecto de estos, el art. 322 dispone: "El mandatario está obligado a dar cuenta de su administración, entregando los documentos relativos...".

Asimismo, la rendición de cuentas es una obligación común a todo comerciante, en virtud de lo dispuesto en el art. 81

"Toda negociación es objeto de una cuenta. Toda cuenta debe ser conforme a los asientos de los libros de quien la rinde y debe ser acompañada de los respectivos comprobantes."

B. Registro

El art. 164, también, dispone que los transportadores "están obligados a llevar un registro particular en que se asentarán, por orden progresivo de números y fechas, todos los efectos de cuyo transporte se encarguen, con expresión de su calidad, persona que los carga, destino que llevan, nombres, y domicilio del consignatario y del conductor y precio del transporte".  

Cronograma y Manual Virtual de Derecho Comercial I

Comercial II

Preguntas y Respuestas

Pruebas y Resultados

Exámenes

Parciales

Leyes y decretos