¿Puede un deudor ser insolvente (en sentido económico) y, al mismo tiempo, tener liquidez?

Por Carlos E. López Rodríguez

Sí puede.

I. Concepto económico de insolvencia

Desde el punto de vista económico, un patrimonio es insolvente cuando el monto de su pasivo supera la suma de los valores de su activo. La comprobación de la insolvencia requiere un estudio de la situación patrimonial del deudor, con la estimación del valor venal de cada una de las unidades que componen su activo y con la confrontación de la suma de esos valores con el estado de su pasivo[16].

El insolvente no puede pagar su pasivo ni siquiera enajenando todos los bienes de su activo.

II. Iliquidez

Una persona presenta una situación patrimonial de liquidez, cuando los bienes del activo disponible[19] son, por lo menos, iguales al pasivo exigible a corto plazo[20].

El deudor, eventualmente, puede tener liquidez a pesar de encontrarse en situación de insolvencia, por ejemplo, si obtiene un préstamo.

En este escenario, el deudor puede pagar, en efectivo, sus deudas de exigibilidad inmediata o a corto plazo, por lo que su estado será de liquidez. Sin embargo, continúa teniendo un patrimonio insolvente, puesto que el préstamo sólo habría desequilibrado aun más la relación entre el activo y el pasivo.

.