¿Qué personas quedan excluidas del régimen concursal dispuesto en la Ley 18.387?

Por Carlos E. López Rodríguez

I. De acuerdo con lo dispuesto en el art. 2 de la Ley de Declaración Judicial del Concurso y Reorganización Empresarial n° 18.387 de 2008 (LCU), se encuentran excluidos del régimen concursal de esta ley, las personas siguientes: el Estado, los Entes Autónomos, los Servicios Descentralizados, los Gobiernos Departamentales y las entidades de intermediación financiera.

II. Quedan excluidas, también, aquellas personas que no queden comprendidas en la descripción del ámbito subjetivo de la LCU, en su art. 2. Allí se establece que la declaración judicial de concurso procede respecto de cualquier deudor, persona física que realice actividad empresaria o persona jurídica civil o comercial.

La actividad empresaria es definida por el propio art. 2, en su inc. 2, de la LCU como la actividad profesional, económica y organizada con finalidad de producción o de intercambios de bienes o servicios.

Por lo tanto, quedan excluidas aquellas personas físicas que no realicen actividad empresaria, en el sentido que expresa la LCU, que serían las siguientes.

A. Por no realizar actividad profesional ni económica:

1. Las personas que tienen un local donde se exponen obras de arte o donde se dictan conferencias culturales o sobre temas científicos. Se le aplicará el régimen del concurso del Código General del Proceso (CGP).

2. El empleado, el funcionario público, el jubilado y la persona que no realice ninguna actividad.

3. El viajante y el vendedor de plaza no entrarían porque son reputados como empleados.

4. Quien ha cesado su actividad, puesto que el art. 2 exige que la persona "realice" actividad.

B. Por no tener una finalidad productiva ni de intercambio:

1. No estarían comprendidas, en un sentido estricto, las personas que tienen un yacimiento minero y lo explotan, porque no son productores, pues realizan extracción de minerales.

2. Las personas que se dedican a la pesca, tampoco son productores.

3. Quedan fuera quienes realizan intermediación, puesto que el intercambio es un concepto distinto. Intercambia quien realiza permutas. Intermedia quien compra para revender.

C. Por no prestar servicios:

1. Los transportistas y los corredores - corredor inmobiliario, corredor de seguros, corredor de bolsa, agentes de servicios turísticos, quedarían excluidos puesto que ni producen ni intercambian bienes o servicios. Estrictamente, celebran contratos de arrendamiento de obra, no de arrendamientos de servicios.

2. El rematador quedaría excluido porque actúa como un mandatario o un comisionista. No produce ni intercambia servicios, mucho menos bienes.

3. El agente marítimo y el aéreo, también, actúan como mandatarios y no quedarán comprendidos en el régimen proyectado.

D. Por carecer de organización:

1. Quien posee un establecimiento comercial pero lo explota solo, sin empleados; no entrará en el régimen de esta ley, sino que concursará bajo el régimen del CGP.

2. El propietario de una quinta o una granja que solo tiene ayuda de su cónyuge o de sus hijos o de un peón.

3. El profesional - abogado, escribano, contador, médico - que ejerce su profesión, en forma personal y sin ayuda de colaboradores ha de concursar bajo el régimen del CGP.

4. El artesano que produce bienes pero sin organización empresarial, tampoco queda incluido en la Ley.