¿En qué consiste el procedimiento de liquidación administrativa de entidades de intermediación financiera? ¿Cuáles son sus etapas? ¿Existe junta de acreedores?

Por Nuri E. Rodríguez Olivera y Carlos E. López Rodríguez

La Ley no ha previsto ningún trámite en particular.

La Ley n° 18.401 de 2008 – modificatoria de la carta orgánica del Banco Central del Uruguay - creó la Corporación de Protección del Ahorro Bancario (COPAB) como persona jurídica de Derecho público no estatal (art. 14). Entre sus cometidos se establecieron los siguientes: ser liquidador en sede administrativa de las empresas integrantes del sistema financiero y de sus respectivas colaterales (art. 15). Por ello, por el art. 16, lit. J se le confieren todas las atribuciones que le fueron asignadas al Banco Central del Uruguay por la Ley n° 17.613, arts. 14 a 21 inclusive.

La COPAB debe comenzarse el procedimiento por una resolución que declare la liquidación, con un contenido similar al auto de liquidación: orden de ocupación de los bienes, orden de detención de la correspondencia, prohibición de hacer pagos al fallido, intimación a terceros para que pongan bienes o documentos del fallido a su disposición. Seguidamente, se deben realizar publicaciones, en la forma que dispone la Ley de 1893.

No existe junta de acreedores.

Una vez declarada la liquidación, la COPAB administrará y dispondrá de los bienes de la entidad en liquidación. La COPAB liquidará los créditos contra la entidad y hará los pagos a los acreedores.

Cualquiera de las resoluciones de la COPAB (la que declara la liquidación o la que liquide un crédito, por ejemplo), es apelable ante el Tribunal de Apelaciones.