Ud. es abogado: A su escritorio llega Juan Paloma y le cuenta lo siguiente: Es socio de la muy famosa fábrica de tallarines La Indigesta Sociedad Colectiva. La sociedad arrojó pérdidas en su último balance. El administrador se fugó a Italia y allí está hace más de un año. No dejó a nadie para representar a la sociedad, ni medios para cumplir con las obligaciones. Ud. le recomienda solicitar el concurso.

Juan Paloma teme que un acreedor prendario remate las máquinas de la fábrica ¿Cuál será su consejo?  

Por Carlos E. López Rodríguez

El consejo sería solicitar el concurso, porque su declaración judicial tiene como consecuencia que impedirá la iniciación de la ejecución prendaria o, si ya hubiere sido promovida, la suspenderá por el término de 120, tal como establece el art. 61 de la Ley de Declaración Judicial del Concurso y Reorganización Empresarial n° 18.387 de 2008 (LC).

Corresponde advertir a Juan Paloma que no es ésta una solución definitiva pues, la ejecución prendaria podrá promoverse o continuará, según los casos, ante el Juez del Concurso, una vez vencido el término referido.

Dentro de ese término la sociedad deudora tendrá la oportunidad de negociar un convenio con sus acreedores. El convenio estar acompañado de un plan de continuación que contenga una fórmula de pago a los acreedores con privilegio especial, como es el del caso que se plantea (art. 138).

Cronograma y Manual Virtual de Comercial I

Cronograma y Manual Virtual de Comercial II

Leyes y decretos

Exámenes de Comercial II

Preguntas de Derecho Concursal