Solemnidad

Por Nuri E. Rodríguez Olivera y Carlos E. López Rodríguez

La solemnidad es un requisito de forma exigido por la Ley. En el Derecho común, ese requisito es necesario para que el contrato se perfeccione y, consecuentemente, para su existencia y validez[1].

A pesar de que el art. 1252 del Código Civil (CC) define al contrato solemne como aquel que está sujeto a la observancia de ciertas formalidades especiales, de las cuales dependería su eficacia, parece claro que la solemnidad no es un requisito de eficacia sino de validez. El mismo art. 1252 del CC al especificar que la omisión de la solemnidad conlleva que el contrato no produzca ningún efecto civil, marca la diferencia con el negocio condicional, donde algunos efectos se producen, incluso durante la pendencia de la condición. La verdadera naturaleza de la solemnidad en el Derecho común, surge de lo dispuesto en el inc. 2 del art. 1261 y en el inc. 1 del art. 1264 del CC[2].

En el art. 1261 del CC, luego de enumerar las menciones esenciales para la validez de los contratos, en su inc. 2 agrega que dicha enumeración es sin perjuicio de la solemnidad requerida por la Ley en ciertos contratos. Por lo tanto, la solemnidad es, también, un requisito de validez.

En el art. 1264 del CC se establece que los contratos solemnes sólo se consideran perfectos después de llenadas las formas especiales requeridas por la Ley. Por consiguiente, en el contrato solemne, la forma elegida por la Ley resulta ser un requisito de validez, un elemento del cual depende la existencia misma del contrato[3].

I. Solemnidad cambiaria
La solemnidad cambiaria está consagrada en el art. 2 del
Decreto Ley 14.701/1977, de 12 de setiembre, de Títulos Valores (DLTV) que dispone:

«Los documentos y los actos a que esta ley se refiere, sólo producirán los efectos previstos en la misma cuando contengan las menciones y llenen los requisitos que la misma ley señala salvo que ella lo presuma. La omisión de tales menciones y requisitos no afecta el negocio jurídico que dio origen al documento o al acto.» 

Los títulos valores son documentos solemnes aunque no en el sentido en que se emplea esta palabra en materia de contratos. La falta de los requisitos esenciales no implica la nulidad del documento como instrumento privado sino su inhabilidad como título valor. Incide en el ámbito de la eficacia, no en el de la validez.

La falta de alguno de los requisitos esenciales incide sobre la eficacia del título, lo que provoca su inhabilidad

Que un título sea inhábil tiene como consecuencia que el obligado cambiario podrá oponer la excepción de inhabilidad del título en el juicio ejecutivo cambiario que se le promueva (art. 108).

El título, no obstante su inhabilidad como título ejecutivo cambiario, puede que sea válido como documento privado y apto para promover un juicio ejecutivo común. Podrá convertirse en título ejecutivo – aunque nunca título ejecutivo cambiario - en tanto contenga una obligación de pagar cantidad líquida y exigible, una vez que haya sido reconocido judicialmente. Podría, asimismo, servir como elemento de prueba en un juicio ordinario.

En el Derecho común, en cambio, la falta de alguna de las solemnidades previstas por la Ley, provoca la nulidad absoluta del acto.

II. Menciones esenciales de los títulos valores

El art. 3 establece las menciones esenciales que debe contener todo título valor. Este artículo dispone lo siguiente:

«Además de lo dispuesto para cada título valor en particular, tanto los tipificados por la ley como los consagrados por los usos deberán llenar los requisitos siguientes:

1. El nombre del título valor de que se trate.

2. La fecha y el lugar de creación.

3. El derecho que en el título se incorpore.

4. El lugar y la fecha del ejercicio de tal derecho.

5. La firma de quien lo crea.»  

A. Insuficiencia del art. 3

Por lo tanto, además de los requisitos que se enumeran en el art. 3 del DLTV, existen otras menciones esenciales, que dependerán de lo que se establece para cada título valor en particular. En el caso de las letras de cambio, sus menciones esenciales están establecidas en el art. 55 del DLTV; en el caso de los vales se encuentran establecidas en el art. 120 del DLTV y en el caso de los cheques se encuentran en el art. 4 del Decreto Ley 14.412, de 8 de agosto de 1975, de Cheques.

B. Posibilidad de subsanar la omisión de alguno de los requisitos

El art. 2 del DLTV, luego de establecer que los documentos y actos en él establecidos sólo tendrán eficacia cambiaria cuanto contengan las menciones y llenen los requisitos exigidos, agrega una salvedad: «salvo que ella, los presuma».

Por lo tanto, el documento debe contener los requisitos que el DLTV señala, salvo que éste los presuma. Eso significa que, en algunos casos, el DLTV autoriza a no incluir una determinada mención porque se crea una presunción para suplir la omisión del suscriptor. En los casos en que hay presunciones legales para llenar vacíos de menciones exigidas por el DLTV, el título continúa teniendo eficacia cambiaria, a pesar de la falta una mención.

Así, por ejemplo, en el parágrafo final del art. 3 se establece:

«Si no se menciona el lugar de cumplimiento o ejercicio del derecho se tendrá como tal el domicilio del creador del título y si tuviera varios, entre ellos podrá elegir al tenedor, quien tendrá igual derecho de elección si el título señala varios lugares de cumplimiento.»

A su vez, en el art. 56 se establece que a falta de indicación especial, el lugar designado junto al nombre del girado se considerará como lugar de pago y al mismo tiempo, como lugar del domicilio del girado

Puede suceder, también, que en un título valor no se haya establecido la fecha del ejercicio del derecho que en él se consigna. Esto puede suceder en materia de letras, vales y cheques, puesto que en el art. 56 se dispone que si el vencimiento no está indicado el título se considerará pagadero a la vista.

III. Alcance de la solemnidad

A. Actos alcanzados por la solemnidad

La solemnidad no sólo alcanza al documento sino a cada uno de los actos que en él se celebran.

 El art. 2 se refiere a «documentos» y a «actos».

Los actos que pueden haber en torno a un título valor son los siguientes: el libramiento, el endoso, el aval y la aceptación

El DLTV impone que todos los actos relativos al título valor deben celebrarse con ciertos requisitos. Todos esos actos son solemnes.

B. Actos no alcanzados por la solemnidad

En la parte final del art. 2, se establece que la omisión de una mención esencial, no afecta al negocio jurídico que dio origen al documento o al acto. La referencia al negocio jurídico que dio origen al documento o al acto debe entenderse como una referencia a la relación fundamental.

Lo que quiere establecer el DLTV es que ciertas menciones son esenciales y los documentos sólo producen efecto si esas menciones existen pero, si falta alguna de esas menciones, ello no afecta al negocio jurídico que dio origen al documento. Creado un título valor éste es independiente del negocio fundamental que fue causa de su creación. El negocio fundamental es causa de la creación del título valor pero, creado el título valor, la relación fundamental no se extingue sino que subsiste con él. Con mayor razón no se afecta la relación fundamental si el título creado adolece de un defecto que lo hace ineficaz.

Damos un ejemplo. Si creamos un vale a consecuencia de una compraventa el hecho de que se haya omitido en el vale un requisito fundamental quita eficacia cambiaria al vale pero no puede anular el contrato de compraventa. Tal es lo que está diciendo la norma final del art. 2. La omisión de un requisito esencial en el título valor en nada afecta la relación fundamental.  

 


[1] Gamarra, Tratado de Derecho Civil Uruguayo, t. 8, v. 1 (1995), pp. 195-205.

[2] Gamarra, id., p. 204.

[3] Gamarra, id. ibid.


[1] Castellares Aguilar, Los documentos y los títulos valores electrónicos, pp. 42 y 43.

[2] La doctrina francesa que analiza esta modalidad de letra, discute su valor probatorio. Se entiende que la banda magnética no puede, por sí sola, transferir el crédito o la provisión de fondos.

Preguntas: 

 

 

Cronograma y Manual Virtual de Comercial I

Cronograma y Manual Virtual de Comercial II

Leyes y decretos

Exámenes de Comercial II

Preguntas y respuestas sobre títulos valores