Excepciones cambiarias

Por Nuri E. Rodríguez Olivera y Carlos E. López Rodríguez

Limitación de excepciones

Se denomina excepciones a las defensas oponibles en juicio.

El art. 45 del Decreto Ley 14.412, de 8 de agosto de 1975, de Cheques (DLCh) y el art. 108 del Decreto Ley 14.701, de 12 de setiembre de 1977, de Títulos Valores (DLTV) enumeran las excepciones oponibles en el juicio ejecutivo cambiario.

Existen diversas opiniones respecto a si esta enumeración tiene carácter taxativo o enunciativo.

I. Posición que considera que la enumeración es taxativa

En principio, el tenor literal de los artículos referidos establecen una limitación a las excepciones admisibles en el juicio ejecutivo cambiario.

El inc. 1 de ambos artículos hace un especial énfasis en su carácter taxativo:

«Contra la ejecución de las letras de cambio no se admitirán más excepciones que...»

De acuerdo con una primera posición, el legislador quiso limitar tanto las excepciones sustanciales como las procesales.

El inc. 1 del art. 108 establece el principio limitativo, creando una nómina de excepciones oponibles; el inc. 2 dispone que «también será admisibles...» y se enumeran excepciones procesales. Con él también, se amplía el elenco de excepciones admisibles del inciso anterior, con el mismo criterio restrictivo.

II. Posición que considera que la enumeración es enunciativa

Para Teitelbaum, la limitación de las defensas no tiene carácter taxativo.

La taxatividad, a lo sumo, podría referirse a las causas de extinción de las obligaciones pero no permitiría descartar infinidad de otro tipo de defensas de índole sustancial y procesal, enmarcadas bajo el rótulo de la inhabilidad del título[1].

Argumenta sobre la base de que el inc. 1 del art. 108 contiene la frase «no se admitirá más excepciones que...» y que tal frase no se repite en el inc. 2. El inc. 2 contiene un giro que hace pensar, para el autor, en una enumeración de carácter enunciativo.

Las excepciones procesales, según este autor, difícilmente pueden estar taxativamente enumeradas. La omisión legal no impide oponer las excepciones siguientes:

  1. de cosa juzgada,

  2. de incompetencia absoluta,

  3. de falta de jurisdicción,

  4. de juicio seguido contra una persona fallecida o inexistente,

  5. de emplazamiento irregular,

  6. de defecto legal en el modo de preparar la demanda[2].

III. Nuestra opinión

En general, la doctrina comercialista considera que las normas que limitan las excepciones oponibles son de interpretación estricta. Sin embargo, se advierte que la taxatividad de las excepciones oponibles es un tanto relativa.

A. Posibilidad de ampliar el elenco de excepciones cambiarias

El elenco de excepciones puede verse ampliado o restringido, apelando a diversas consideraciones. 

En primer lugar, por la vía de la inhabilidad del título pueden incluirse situaciones no previstas expresamente.

En segundo lugar, a los efectos de ampliar el elenco de excepciones oponibles, se suele invocar los principios generales en materia cambiaria. En aplicación de los principios generales, pareciera claro que la limitación de excepciones nunca puede servir de premio a la mala fe. Asimismo, en aplicación de los principios de Derecho cambiario, se podrá admitir alguna excepción no establecida en los textos legales; por ejemplo, en el caso de que se reclame más de lo debido, el demandado podrá armar una defensa en base a la literalidad, rasgo de los títulos valores contenido en la definición del art. 1 del DLTV.

Aplicando el principio de la literalidad, el actor no puede pretender más que lo consignado en el título. Por lo tanto, el demandado puede excepcionarse – aunque no esté expresamente previsto en el art. 108 del DLTV – si se le exigen prestaciones distintas y en condiciones distintas de tiempo y lugar que las estampadas en el título. No puede excepcionarse diciendo que debe menos, salvo que justifique un pago parcial.

B. Necesidad de aplicar un criterio restrictivo

Como contrapartida, cualquier extensión que se pretenda, tiene una valla en otro principio fundamental de igual importancia: el de la limitación de defensas para fortalecer el crédito cambiario

De modo que los principios generales manejados nos sirven, a la vez, tanto para una interpretación extensiva, como para una interpretación restrictiva del régimen legal de excepciones.

Los principios generales en materia cambiaria, determinan la extensión de la pretensión ejercida en juicio y delimitan el contenido de las defensas.

 

------------------------------------------------

[1] Teitelbaum, Juicio ejecutivo cambiario (1986), p. 72.

[2] Teitelbaum, Juicio ejecutivo cambiario (1993), pp. 76 y 201.