Grupo de interés económico

Por Nuri E. Rodríguez Olivera y Carlos E. López Rodríguez

I. Concepto

De acuerdo con lo dispuesto por el art. 489 de la Ley de Sociedades Comerciales n° 16.060 de 1989 (LSC), el grupo de interés económico (GIE) es un contrato entre dos o más personas físicas o jurídicas, con la finalidad de facilitar o desarrollar la actividad económica de sus miembros o mejorar o acrecer los resultados de esa actividad. Por sí mismo no dará lugar a la obtención ni distribución de ganancias entre sus asociados y podrá constituirse sin capital. Es persona jurídica.

La denominación del grupo se integra con las palabras "Grupo de Interés Económico" o su sigla "GIE".

Es un contrato intuito personae, lo que determina que no se pueda expresar la participación de los integrantes del grupo mediante títulos negociables ni que se puedan ceder (art. 498). Por la misma razón, el ingreso de nuevos miembros al grupo debe ser resuelta por unanimidad.

II. Diferencia con las sociedades comerciales

Los GIE no son sociedades comerciales porque, en principio, carecen de algunos de los elementos específicos que caracterizan a las sociedades, como los aportes y la participación en las ganancias y pérdidas (sin perjuicio de que pueden ser incorporados al contrato, como elementos accesorios, sin desnaturalizarlo). 

A. En cuanto a las ganancias

El GIE no da lugar a la distribución de ganancias.

B. En cuanto al capital y los aportes

Sus integrantes no se obligan a realizar aportes para constituir un capital (al menos no necesariamente).

Parte de la doctrina entiende que el GIE carece de patrimonio. Al no haber aportes de los agrupados, ni finalidad de obtener ganancias, algunos autores consideran que en el GIE no existe patrimonio. Los beneficios que produce la actividad del GIE, se radicarían directamente en el patrimonio de los miembros. Esto, obviamente crea un obstáculo al catalogar al GIE como persona jurídica.

Entendemos que no existe tal contradicción porque el GIE, en nuestro concepto, tiene patrimonio. De hecho sólo así se explica que el GIE responda en primer lugar por las deudas sociales.

Al GIE le falta evidentemente un elemento que es la obligación de aportar, lo que no quita que los miembros contribuyan a formar el patrimonio sin el cual difícilmente podría cumplir con su objeto. Esas contribuciones no tendrán el carácter de aporte ni el fin de constituir un capital en el sentido atribuido a estos conceptos en el Derecho societario. El patrimonio del GIE se formará con éstas contribuciones que a título de préstamo o donación (u otro) efectúen los agrupados.

Por otra parte, el hecho de que el GIE no tenga por objeto la obtención de ganancias no quita que pueda tenerlo si así se pacta en el contrato. Si ello es así los miembros tendrán el derecho a participar en la distribución de las ganancias obtenidas por el GIE.

C. En cuanto al objeto

El GIE no ejerce una actividad comercial organizada.

Genéricamente, el objeto de un GIE será facilitar o desarrollar la actividad económica de sus miembros o acrecer los resultados de esa actividad.

El GIE no tiene actividad propia como sucede en el caso de la sociedad comercial. El objeto del GIE sólo puede ser el desarrollar la actividad económica de sus miembros o acrecer los resultados de esa actividad. Los miembros del GIE no se agrupan para crear un ente nuevo que actuará por cuenta de sus integrantes. Son éstos últimos quienes continuarán comerciando por su cuenta. El GIE limitará su actividad a coordinar la actuación individual de los miembros del grupo. Ello explica que el GIE por si mismo no de lugar a la obtención ni distribución de ganancias y que pueda constituirse sin capital.

III. Régimen jurídico

A. Requisitos constitutivos

El GIE se constituye mediante un documento (escritura pública o privada) que debe contener determinadas enunciaciones. A los efectos de su regularidad, el contrato deberá inscribirse en el Registro Nacional de Comercio. Las modificaciones al contrato se realizan siguiendo las mismas formalidades que para su constitución; esto es, logrando el acuerdo de los agrupados, instrumentando por escrito las modificaciones e inscribiéndolas en el Registro Nacional de Comercio. El contenido del documento está señalado en el art. 490 de la LSC y es el siguiente.

B. Organización

El contrato organizará la administración y representación. En su defecto se aplicará lo dispuesto para las sociedades anónimas (art. 494).

La asamblea de los miembros del grupo estará facultada para adoptar cualquier decisión, incluso la disolución anticipada o la prórroga de su duración en las condiciones establecidas en el contrato constitutivo (art. 496).

Todas las resoluciones se adoptarán por unanimidad y cada miembro tendrá un voto, salvo estipulación contraria.

La asamblea se reunirá obligatoriamente a pedido de cualquiera de los miembros del grupo.  

C. Responsabilidad de los agrupados

Los miembros del grupo serán responsables por las obligaciones contraídas por éste. Esa responsabilidad será subsidiaria y solidaria (art. 495).

Cronograma y Manual Virtual de Derecho Comercial I

Preguntas y Respuestas

Pruebas y Resultados

Exámenes y Parciales

Leyes y decretos