Derecho de defensa de la competencia y Derecho contra la concurrencia desleal

Dr. Carlos E. López Rodríguez

 

I. Conceptos

A. Derecho de defensa de la competencia

El "Derecho de defensa de la competencia" es el conjunto de normas que procuran impedir que los propios competidores limiten o impongan prohibiciones a los demás operadores[28].

También llamado Derecho antitrust, surge en Canadá y en Estados Unidos, como refuerzo a las soluciones de common law contra los abusos monopolísticos[26].

B. Derecho contra la concurrencia desleal

Se denomina "Derecho contra la concurrencia desleal" al conjunto de normas que limitan la libertad de competir, mediante la prohibición de conductas irregulares o deshonestas[29].

El Derecho contra la concurrencia desleal nace jurisprudencial y legislativamente como respaldo al Derecho de la propiedad industrial.

II. Distinción tradicional

La doctrina tradicionalmente ha sostenido que actos anticompetitivos y actos desleales discurren por compartimentos estancos.

A. Diferencia en cuanto a su objeto

1. Derecho de defensa de la competencia

Tiene por objeto combatir las actuaciones inhibitorias de la libre competencia.

Los actos que impiden, restringen o distorsionan la libre competencia, se denominan actos anticompetitivos.

2. Derecho contra la concurrencia desleal

Tiene por objeto lograr que la competencia no sólo sea libre sino, también, leal.

Por lo tanto, la concurrencia desleal es un fenómeno que tiene lugar en un ámbito de libre competencia. Es dentro de un sistema de libre competencia que se pueden producir fenómenos de competencia desleal.

La concurrencia desleal supone la realización de actos que tienen como objetivo el atraer o desviar la clientela ajena, a los que se considera desleales.

B. Diferencias en cuanto al bien protegido y al interés tutelado

1. Derecho de defensa de la competencia

Persigue la ordenación del mercado para lograr el máximo de eficiencia dentro del mayor grado de libertad económica.

Consecuentemente, las normas sobre defensa de la competencia persiguen la protección de un interés general (el llamado orden económico). En este sentido se ha manifestado la jurisprudencia norteamericana: “the antitrust laws were enacted for the protection of competition, not competitors[30].

El bien jurídico protegido es la libertad de empresa, entendida como derecho al libre ejercicio de cualquier actividad económica

2. Derecho contra la concurrencia desleal

Persiguen, fundamentalmente, la ordenación de la profesión

De ahí que las normas sobre competencia desleal persiguen la defensa de los intereses privados de los comerciantes en conflicto[31].

El bien jurídico protegido es la deontología profesional. La deontología es parte de la ética que trata de los deberesespecialmente de los que rigen una actividad profesional (Real Academia Española, Diccionario de la lengua española).

C. Diferencias en cuanto a la modalidad de tutela

Las diferencias reseñadas justificarían un diverso tratamiento:

En el caso del Derecho uruguayo, las reclamaciones por concurrencia desleal deben canalizarse por la vía de demandas por daños y perjuicios, al amparo de las disposiciones siguientes del Código Civil:

III. La distinción en la actualidad

La doctrina más actualizada considera que se ha producido un acercamiento conceptual entre el Derecho de defensa de la competencia y el Derecho contra la concurrencia desleal y que no habría obstáculos insalvables que impidan configurar un sistema unitario de Derecho de la competencia[33].

A. El buen funcionamiento del mercado como objetivo común

En las legislaciones más recientes, los principios inspiradores del Derecho de defensa de la competencia se generalizan y extienden al ámbito del Derecho contra la concurrencia desleal, hasta admitir la presencia de un elemento común en la base de ambas normativas, un elemento consistente en que las dos tienen como objetivo el buen funcionamiento del mercado. En este sentido, el Derecho de defensa de la competencia desleal deja de configurarse como una pura norma ordenadora de los conflictos entre comerciantes, para pasar a ser una norma de control del abuso del derecho de la libertad económica.

Según considera la doctrina, en la actualidad resulta difícil mantener la separación. Una y otra disciplina jurídica, presuponen la existencia de una situación de competencia y, siendo esta competencia un factor esencial del sistema económico, ha de ser objeto de idéntica protección jurídica.

Desde el punto de vista conceptual, no existen impedimentos para que se utilice la legislación contra la concurrencia desleal con el fin de defender al mercado y combatir los comportamientos abusivos que pudieran perturbarlo y, a la inversa, la legislación de defensa de la competencia puede ser utilizada para reprimir aquellos actos de competencia desleal que afecten al interés general por alterar el sistema concurrencial.

2. Tutela del interés de todos los partícipes del mercado

El Derecho de defensa de la competencia ha evolucionado desde un modelo corporativo (preocupado por la defensa de los usos corporativos y los intereses de los comerciantes competidores), hacia un cambio de función de sus normas que se dictan para  proteger el orden público económico.

De conformidad con esta línea evolutiva se considera, también, que los intereses tutelados no son tan solo los particulares de los comerciantes, sino los de todos los partícipes en el mercado, incluidos los consumidores[34].

3. Aplicación de criterios valorativos propios del Derecho de defensa de la competencia en el ámbito de la concurrencia desleal

Los criterios de valoración de los comportamientos anticompetitivos se consideran aplicables en el ámbito de la concurrencia desleal. 

 



[26] Vicent Chuliá, F. Introducción al Derecho Mercantil (Valencia, Tirant lo Blanch, 2007), p. 1053.

[28] Olivera García, «Introducción al Derecho de la Competencia», El nuevo régimen de la competencia (2001), p. 15.

[29] Olivera García, op. cit., p. 15.

[30] Brunswick Corp. v. Pueblo Bowl-O-Mat Inc., 429, U.S. 477, 488; Brown Shoe Co. v. United States, 370 U.S. 294, 320 (1962).

[31] Alonso Soto, “Derecho de la competencia”, in: Uría y Menéndez, Curso de Derecho Mercantil, v. 1, p. 244 (Madrid, Civitas, 2001).

[33] Alonso Soto, íd. ibíd.

[34] Alonso Soto, íd., p. 246.