Fuentes de la LC

Por Carlos E. López Rodríguez

La Ley 18.387, de 23 de octubre de 2008, de Declaración Judicial del Concurso y Reorganización Empresarial (LC) comenzó gestarse el 30 de abril de 1997, cuando el Poder Ejecutivo encomendó a Olivera García la preparación de un Anteproyecto de Ley de Quiebras y Concordatos Preventivos[1].

De acuerdo con lo expresado por el autor de este anteproyecto, se abandonó el propósito de apoyarse en la normativa argentina o brasileña en la materia. El descarte de la normativa argentina se debió a que se tuvo en cuenta el rechazo unánime de la doctrina argentina, a la Ley vigente al tiempo de elaboración del anteproyecto, esto es, la Ley de Concursos y Quiebras n° 24.522 de 1995 (LCA). En el caso de la normativa brasileña, se consideró que la Ley de Falencias de 1945 nunca había funcionado bien y que el proyecto de ley de reforma, que entonces estaba siendo sometido a discusión por el Parlamento brasileño, seguía principios muy apartados de la filosofía moderna y práctica que se buscaba darle al proyecto[2].

Se habría optado, entonces, según el autor, por tomar como estructuras de base a la Ley francesa sobre el saneamiento y la liquidación judicial de empresas de 1985, la Insolvenzordung alemana de 1994[3] y la Propuesta de Anteproyecto de Ley Concursal de 1995 (PALC), elaborada por Rojo Fernández-Río[4], que fuera una de las fuentes de la Ley Concursal española n° 23 de 2003 (LCE)[5]. En realidad, la fuente directa fue la PALC. Las otras leyes mencionadas fueron fuente de la PALC y a través de ella es que llegaron algunas de sus soluciones a ser fuente indirecta de la LC.

Este Anteproyecto fue presentado por el Poder Ejecutivo al Parlamento el 10 de junio de 1998 pero la consideración del mismo no fue finalizada en el período legislativo y el proyecto perdió estado parlamentario.

Cuando el Poder Ejecutivo decide retomar la iniciativa, suma a los trabajos preparativos del Proyecto, a Creimer Bajuk y Rippe Káiser. No obstante, se mantuvo la estructura básica del Anteproyecto elaborado por Olivera García, aunque con algunas modificaciones importantes. Fue enviado al Parlamento el 21 de agosto de 2006 y aprobado recién en octubre de 2008[6].


 

[1] Olivera García, Anteproyecto de Ley de Concursos (Montevideo: Universidad de Montevideo: 1999), p. 5.

[2] Olivera García, íd., pp. 5 y 6.

[3] De acuerdo con los comentarios vertidos por Rippe Káiser en  las Jornadas Argentino-Uruguayas sobre Sociedades Comerciales y Fideicomiso (Colonia, 2011), la Ley alemana habría sido fuente de la PALC y, por lo tanto, fuente indirecta de la LC.

[4] Holz Brandus y Rippe Káiser, op. cit., pp. 27, 29 y 30; Olivera García, íd., p. 6.

[5] La LCE es la culminación de un largo proceso para la sustitución del antiguo régimen concursal, que comienza en 1959, con el Anteproyecto de Ley Concursal elaborado por el Instituto de Estudios Políticos. A éste le siguen el Anteproyecto de Ley Concursal de 1983 y la Propuesta de Anteproyecto de Ley Concursal de 1995.

La Propuesta de Anteproyecto de Ley Concursal de 1995 - acompañada por una Propuesta de Anteproyecto de ley Orgánica de reforma de las Leyes Orgánicas del Poder Judicial y del Código Penal - surgió de una iniciativa del Ministro de Justicia e Interior, dirigida a la Sección de Derecho mercantil de la Comisión General de Codificación. Dicha sección confió a uno de sus vocales - Ángel Rojo Fernández-Río – la redacción de la Propuesta.

En 1996 el Ministerio de Justicia constituyó una Sección especial, en el seno de la Comisión General de Codificación, para la elaboración de una Propuesta de Anteproyecto de Ley Concursal y la modificación, en su caso, de la Ley Orgánica del Poder Judicial, del Código Penal y de cuantas otras normas resultase necesario. La Sección culminó sus trabajos en el año 2000, entregando al Ministerio un Anteproyecto de Ley Concursal y un Anteproyecto de Ley Orgánica para la reforma Concursal.

Los Anteproyectos sufrieron importantes modificaciones en la Secretaría General Técnica del Ministerio de Justicia y otras a solicitud de distintos Ministerios. Con estas modificaciones y algunas observaciones realizadas por el Consejo General del Poder Judicial, por el Consejo Económico y Social y por el Consejo de Estado, los Anteproyectos fueron aprobados por el Consejo de Ministros en el año 2002 (Rojo Fernández-Río, "La reforma del Derecho concursal español", in: AA.VV., La reforma de la legislación concursal, Jornadas sobre la reforma de la legislación concursal, Madrid: 6 a 10 de mayo de 2002, dir. Á. Rojo Fernández-Río, pp. 88-92 Madrid [etc.]: Marcial Pons [etc.], 2003).

Infelizmente, las importantísimas modificaciones a la PALC de Rojo Fernández-Río, mejorándolo notoriamente, así como los numerosos y profundos estudios doctrinarios sobre le anteproyecto, no fueron considerados por aquellos a quienes correspondió la responsabildad de llevar adelante el anteproyecto originariamente redactado por Olivera García. Esto surge, en forma evidente, de la lectura comparada de las disposiciones de la LC con la LCE, según se verá en el transcurso de este trabajo.

[6] Olivera García, op. cit., pp. 5-7.



 

Cronograma y Manual Virtual de Derecho Comercial II

Leyes y Decretos

Exámenes y Parciales

Preguntas y respuestas